Combatimos el silencio informativo en Colombia

El ataque a una patrulla de la Policía despierta el miedo en Condoto

Consonante

Consonante

La semana pasada una patrulla de la Policía Nacional fue atacada con disparos en Condoto, Chocó. Dos policías resultaron heridos. El hecho alteró la calma del municipio que, hasta ahora, había permanecido alejado de la ola de violencia que se registra en el resto del departamento.


Los detalles: El ataque ocurrió en la medianoche del pasado 17 de abril en “El Retén”, un sector conocido por ser un punto de encuentro de la Policía en la entrada del municipio. Esa noche, dos policías estaban estacionados en el lugar cuando fueron atacados por tres personas que les lanzaron una ráfaga de disparos desde una moto en movimiento. 

Los dos heridos fueron atendidos en el Hospital de San José y luego fueron remitidos a Quibdó.


Lo que no se sabe: En Condoto aún no saben quiénes fueron los autores intelectuales o materiales del atentado. Ningún grupo armado ni delincuencial se ha pronunciado. Sin embargo, distintas voces de la comunidad atribuyen el hecho a miembros del Clan del Golfo o del ELN, grupos que hacen presencia en la zona desde hace varios años. 


Esa noche, dos policías estaban estacionados en el lugar cuando fueron atacados por tres personas que les lanzaron una ráfaga de disparos desde una moto en movimiento. 

El miedo de la gente: La población del municipio está en alerta, porque hace una década que no presenciaban un atentado como este. “Si arremeten contra la Fuerza Pública, qué seguridad va a tener el resto de la población”, dijo Walter Mosquera, representante de las JAC. “Condoto siempre ha sido un pueblo tranquilo. Este tipo de cosas provocan incertidumbre”, agregó.

Para Jorge Perea, líder del Consejo Comunitario, la inseguridad y la violencia han empeorado desde hace varios meses. En su opinión, estos ataques son represalias de los actores armados contra las autoridades por los operativos realizados. 


El contexto: En los últimos años han aumentado los enfrentamientos entre los grupos armados en el departamento del Chocó. Municipios como Cértegui y Unión Panamericana han registrado asesinatos, extorsiones, atentados y desplazamientos, entre otros. En Quibdó la violencia ha aumentado significativamente durante los últimos meses, como registra este artículo de El Espectador. 

Para Luis Carlos Sarmiento, Personero de Condoto, es evidente que la violencia y el conflicto armado han recrudecido. “Los grupos ilegales están rehaciendo un control territorial para así poder establecer rutas estratégicas para la libre movilidad del tráfico de estupefacientes”, afirma.

Para Jorge Perea, líder del Consejo Comunitario, la inseguridad y la violencia han empeorado desde hace varios meses. En su opinión, estos ataques son represalias de los actores armados contra las autoridades por los operativos realizados. 


¿Y entonces? La semana pasada se llevó a cabo un consejo de seguridad en Quibdó, para atender y plantear estrategias de intervención. Asistieron el viceministro de defensa, Procuraduría, Fiscalía y altos mandos del Ejército Nacional. Se estableció una recompensa de 100 millones de pesos para dar con los responsables del atentado.