Combatimos el silencio informativo en Colombia

Con protesta pacífica, habitantes de Guacoche piden justicia

Consonante

Consonante

El 21 de abril cerca de 100 personas en Guacoche, zona rural de Valledupar, bloquearon la principal vía de acceso al corregimiento. Protestaron por la decisión que dejó libre al presunto responsable del accidente en el que un conductor arrolló y mató a una mujer y a su hijo.


Por qué es importante: Con Merlis Fragoso y Luciano ya son cuatro las personas que mueren en esta carretera, una vía que es utilizada diariamente por decenas de personas del corregimiento que trabajan o estudian en Valledupar, a 15 minutos en vehículo. En el 2020, dos mujeres murieron en circunstancias similares.


Qué pasó: el 21 de abril la comunidad organizó una movilización. El grupo de 60 personas se encontró en la plaza principal, y recorrió las calles de Guacoche. A las 7:00 am, el grupo bloqueó la carretera que conduce de Guacoche a Valledupar en un punto conocido como “La Tabacalera”. 

Se generó un trancón, y la Policía se acercó al lugar. Entonces, el grupo pasó a hacer bloqueos selectivos para permitir el paso de los carros. “Permanecimos alrededor de dos horas pidiendo que el crimen no quedara en la impunidad”, cuenta Aldo Ibarra, presidente del Consejo Comunitario. También buscaron llamar la atención de los conductores para que manejen con prudencia. 


El detonante:

  • La tarde del martes 13 de abril, Merlis Fragoso, de 42 años, y su hijo Luciano, de 6 años, regresaban en moto al corregimiento de Guacoche. María Isabel, una de las hijas de Merlis, cuenta que habían ido a Valledupar a acompañarla a una cita médica. A las 3:40 pm, una camioneta los embistió de frente  y ambos murieron inmediatamente. El conductor, Fernando Mendoza, huyó del sitio del accidente.

  • Según Luis Carlos Zuleta, inspector de la Policía de Guacoche, Mendoza se acercó horas después a un comando de la policía en la entrada de Valledupar, y denunció el robo de su carro. Luego, a las 5:00 pm, decidió entregarse. Fue retenido en la Unidad de Reacción Inmediata (URI) hasta el jueves 16 de abril, día en el que quedó en libertad.
     


La comunidad se enteró de esta decisión por un video que emitió el abogado de Mendoza, en el que explicaba que su cliente había quedado en libertad luego de las audiencias preliminares  de legalización de captura, imputación de cargos  y medida de aseguramiento. “Sentimos mucha indignación y tristeza al saber que estaba libre la persona irresponsable que había acabado con la vida de dos personas” cuenta Yerlis Castilla, una de las asistentes a la movilización.  


El contexto: la vía en donde ocurrió el accidente tiene una longitud de 9 kilómetros. Es angosta, no tiene buena señalización ni iluminación y es insegura. La comunidad se queja de su mal estado y de que es poco vigilada por la fuerza pública. “Se requiere una intervención para ampliarla de manera urgente y efectiva”, dice Ibarra. 


Qué sigue: Los integrantes del Consejo Comunitario aseguraron que van a convocar otra protesta para pedir que se resuelva el presunto asesinato de Merlis y su hijo. “Seguiremos en pie de lucha, exigiendo que la justicia actúe con contundencia”, concluye Ibarra. 

Según un comunicado de Rodrigo Pinto, el abogado de Mendoza, el proceso judicial continúa en investigaciones con el fin de esclarecer los hechos.